Seguramente este Leopardo ya se había desayunado la mitad del impala que cuelga a su lado. Ahora tocaba descansar y digerir toda la comida.

¿Necesitas un fotógrafo profesional? Llámame al 679 416 134 y hablamos, o envíame un email.

Boletín de noticias:

Suscríbete al blog: RSS / Email