En pocas ocasiones he tentado a la suerte para hacer una foto como en esta ocasión. Uno siempre se quiere acercar más y más y la adrenalina hace el resto. Justo cuando tomé la foto, este hipopótamo macho me estaba dando el último aviso antes de salir del agua y correr detrás de mi, estaba claro que mi presencia allí le molestaba.

¿Necesitas un fotógrafo profesional? Llámame al 679 416 134 y hablamos, o envíame un email.

Boletín de noticias:

Suscríbete al blog: RSS / Email