Dadas las considerables dimensiones de este grillo acorazado, pude verlo desde el vehículo atravesando una pista del P.N Kruger. Lo que no sabía cuando hice la foto, es que puede llegar a lanzar su sangre envenenada con sustancias tóxicas hasta 30 centímetros.

¿Necesitas un fotógrafo profesional? Llámame al 679 416 134 y hablamos, o envíame un email.

Boletín de noticias:

Suscríbete al blog: RSS / Email