Oporto, una escapada fotogénica

1 de Septiembre 2010

7

A mediados de agosto visité la ciudad de Oporto con la idea de perderme por sus calles y callejones y pasar unos días tranquilos paseando y fotografiando.

43 Vista panorámica de la Ribiera de Oporto

Lo cierto es que superó las expectativas que tenía a cerca de la ciudad, me encontré con un lugar tremendamente fotogénico y con la suerte de gozar de buena luz casi todos los días.

44 En un rincón de Oporto

A medida que callejeas, las gentes, los rincones, las texturas, etc. hacen que no des diez pasos seguidos sin pararte a hacer una foto o a tomar nota de la localización para volver si la luz no acompaña en ese momento.

Gaviotas por todas partes

45 Una gaviota descansa frente al puente de Luis I

Existe una población enorme de aves donde son mayoría las gaviotas, están por todas partes y no solo en los márgenes del río, se adentran en el casco antiguo poniendo una nota marinera a la ciudad.

Si madrugas, mejor

Ya hace mucho tiempo que aprendí que para tener la oportunidad de tomar el pulso a un lugar, conocer mejor a sus gentes y hacer mejores fotos, hay que madrugar. A partir de las 5:30 de la mañana hasta las 8 ó 9 no suelen haber turistas en la calle y es ahí donde me siento más cómodo, todo parece ser como realmente es y la gente se comporta de manera natural sin la influencia del extranjero.

46 Rastro de la ciudad de Oporto

La luz portuense

La segunda razón y no menos importante es la luz. Según la orientación de la ciudad, el amanecer será más o menos favorecedor, pero casi nunca defrauda. Para hacer la foto que se ve a continuación bajé hasta la misma orilla del río Duero y así poder encontrar el encuadre que me permitió el contraluz. Quince minutos después, esta imagen ya no existía, puesto que el sol se elevó y la luz ya no funcionaba igual.

47 Pescador al amanecer

Costumbres de siempre

La omnipresente ropa tendida en las calles y balcones no puede faltar en un reportaje de Oporto. Esta costumbre está tan arraigada que la ciudad sería irreconocible sin los tendederos dando color a todos los rincones, aunque a veces uno decida emplear el blanco y negro.

48 Ropa tendida

La noche

La noche también puede ofrecer grandes satisfacciones, justo antes de que el cielo se oscurezca del todo, la mezcla de luces de la Ribiera y de los barcos que surcan el Duero, conforman una imagen muy atractiva, solo hay que moverse un poco y explorarlo todo en busca de encuadres.

49 La Ribiera se ilumina de noche

El vino de Oporto

No me podía ir de Oporto sin visitar alguna de sus famosas bodegas. La que más me gustó fue Graham´s, una de las más importantes. Fotografiar dentro de la bodega te hace poner a prueba el rendimiento de tu cámara a ISOS altos, ya que cuentan con una luz muy tenue y no lo pregunté, pero no creo que permitan montar un trípode en el interior.

50 Reserva de vinos de Graham´s

Cuelgo esta imagen porque nunca había estado delante de botellas de casi cien años protegidas por barrotes, verdaderas reliquias.

Resumiendo, si lo que necesitas es un chute concentrado de fotografía urbana y a la vez pegarte una escapada para desconectar, Oporto es una gran opción.

Hasta la próxima entrada.

Sobre el autor

, fotógrafo profesional y profesor de fotografía residente en Santa Cruz de Tenerife.

También en Twitter y Facebook

Este artículo tiene 7 comentarios. Añade el tuyo

Agregar comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente. If you have a Gravatar account associated with the e-mail address you provide, it will be used to display your avatar.
Al enviar este formulario, aceptas la política de privacidad de Mollom.
¿Necesitas un fotógrafo profesional? Llámame al 679 416 134 y hablamos, o envíame un email.

Boletín de noticias:

Suscríbete al blog: RSS / Email